Now Playing Tracks

fanzinehey:

"La nube" cuenta la historia de un piloto espacial que, un año después de regresar de una misteriosa galaxia que le marcó profundamente, intenta volver a su vida normal. Pero no será nada fácil….

El autor de esta historia es Ramón Ángel Fumanal, un zaragozano apasionado por los cómics y, hasta el pasado curso, profesor en la Escuela de Arte de Huesca, donde ha organizado exposiciones de cómic e ilustración entre los alumnos para “desarrollar esa afición y contagiarsela a quien se dejase”.

fanzinehey:

Aunque el fanzine ¡Hey! es de cómic, también hay hueco para un buen relato ilustrado. Y de esto se ha ocupado The Xusmos, un joven oscense que (según él mismo) consume oxígeno con cierta frecuencia, escribe tontadas en sus ratos libres y dibuja porquerías a sueldo.

The Xusmos escribe en “Esfera” la historia de una tripulación espacial que recupera la energía en su nave tras varios días de apagón. Un apagón que ocurre por un motivo muy oscuro y peligroso…. Como adelanto, ahí va el principio del relato:

A la mañana del vigésimo segundo día estándar se volvieron a encender las luces. La nave, fabricada en Antares, volvía a estar al menos parcialmente operativa. 

-Capitán, recuperamos energía.- C7-B42, el androide de apoyo, volvía con su tedioso parloteo sobre aspectos técnicos que a nadie le interesaban salvo a él – que si presurización de la esclusa, que si aproximación de atraque óptima…

Actualmente sus funciones como piloto habían sido redestinadas al potente A-3, el tercer ordenador-núcleo de la nave, que junto con los A-1 y A-2, gobernaban la nave. El terminal visual del A-3 colgaba como una estalactita de metal blanco del techo del puente de mando. 

Sarah despertó sobresaltada por el ruido de la maquinaria que volvía a ponerse en funcionamiento. 

Los neones y leds del puente la cegaron al encenderse todos a la vez. El gran ojo rojo del interfaz del A-3 se iluminó tenuemente, parpadeó en la pantalla y se encendió del todo. 

-Programa de reinicio completado.- dijo la fría voz metálica del A-3 

-¡Brian!- gritó Sarah.- ¡Volvemos a tener energía! 

La puerta se dilató cuando Brian apareció procedente de la cafetería. Desaliñado y confuso, se fregó la cara con la mano que no sujetaba el café y preguntó: 

-¿Cuántos días ha tardado el maldito trasto en reaccionar? 

-Veinte, señor.- Respondió el C7.- Les recuerdo que deberían informar al mando de esta inusual avería en el plazo del próximo mes estándar para que puedan llevarse a cabo las reparaciones procedentes. Dicho esto… 

-Suficiente, gracias.- cortó Sarah. 

El robot inclinó la cabeza y se desconectó un rato. Sarah se dirigió a la terminal del A-3. Por fin estaba despierto… Veinte días; veinte días sin conexión con el resto de la flota, veinte días perdidos, suspendidos en la órbita del planeta, flotando en gravedad 0 como peleles por culpa de un error de conexión. Alguien había hecho mal su trabajo.

fanzinehey:

Aunque hagas grandes planes para tu futuro, la vida puede tener giros inesperados para cualquiera. Es lo que cuenta "Compromiso", el cómic que ha hecho Leyre Lardiés para el nº 1 de ¡Hey!

Leyre Lardiés es, aparte de co-editora de este fanzine, una dibujante freelance que se dedica a “devorar cómics, quemar palomitas de maíz en el microondas y llevar pantalones de color verde”

Puedes ver sus dibujos en su tumblr o en su deviantart

fanzinehey:

Ahora que el fanzine está a punto, ya va hora de ir enseñando como es, ¿no? Estos días vamos a ir mostrando pequeños adelantos de las historietas que forman este primer número de ¡Hey! y a los autores que han participado, para que os vayáis haciendo una idea de lo que os encontrareis.

Y para el primer adelanto (y como estos días es principio de curso), pues empezamos con el primer cómic del número. En "Hedukazion", Daniel Lardiés nos muestra en clave de humor las consecuencias que tendrán en unos años las reformas en educación, Unas consecuencias que le harían revolver las tripas a cualquiera (y, en alguna de las viñetas de este cómic, literalmente)

Daniel Lardiés es un chico de Huesca que, tal y como escribe él, empezó a dibujar a los 5 años y desde entonces ha pasado ratos inolvidables en esta afición.

We make Tumblr themes